LOS FUEGOS SAGRADOS: CONCEPCIÓN ANDINA

El fuego: elemento purificador, liberador y regenerador



La ceremonia del fuego es una práctica ancestral. Su luz y calor harán germinar las semillas recibidas en nuestro Campo Energético Luminoso.


Abriremos el Espacio Sagrado llamando a las cuatro direcciones, nuestros animales de poder, la tierra y los cielos. Entraremos en la vibración del rito de los Muluy Karpay y utilizaremos nuestras manos para atraer la energía de la llama hacia nuestros chakras para revitalizarlos.

Tras la realización de cada etapa de formación, el aprendiz de la Senda realiza la ceremonia del fuego, en solitario o en compañía de su tribu. Estos ritos ancestrales estan abiertos al público y se puede asistir para vivir de cerca la energia de los arquetipos. 7 ceremonias 7 fuegos marcarán el trayecto entre “El camino del héroe” y “El Camino de las Pruebas”







La serpiente : Sachamama
Fuego de sachamama, el primer Muluy karpay o semilla germinada con fuego para despertarla y hacerla crecer.


Cuando actuamos desde el nivel de la serpiente lo estamos haciendo desde el nivel de la supervivencia.

Nos alerta de un peligro antes de percibirlo conscientemente. La serpiente es un estado esencial que hay que reconocer en nosotros, ya que tenemos que ser eficaces en el mundo fisico y actuar con sentido practico. La serpiente muda su piel cada año dejando atrás lo viejo, así mismo nos ayuda a transmutar nuestras viejas heridas del pasado.









EL JAGUAR : LA TRANSMUTACIÓN


Fuego de Otorongo, tu segundo Muluy karpay

La percepción del jaguar esta asociada al cerebro mamífero, el cerebro de la emoción, se corresponde con el segundo chakra.


El jaguar ha estado uno de los animales más importantes dentro de la cosmovisión prehispánica, también llamado (Felis onca). El simbolismo étnico del jaguar alterna así dos ritmos de la noche, de la oscuridad. Lo oscuro como matriz o vientre de la tierra maternal (que genera nuevos frutos y vida) y la no luz como inmersión en una peligrosa región. En la primera función, el jaguar es guardián de las oscuridades terrestres, desde donde brota la verde riqueza del suelo y la selva. En la segunda faceta, el jaguar se cambia en sol de tierra, sol nocturno. En numerosas mitologías, durante el crepúsculo, la exultante esfera solar se sumerge en el mundo subterráneo.

Nuestro reto es encarar al miedo como aliado y la oscuridad como parte la luz. El jaguar nos enseña a disipar para la oscuridad en base a nuestras emociones, nuestra mente y todo aquello que significa la falta de libertad para tomar decisiones.









El Fuego del Colibrí, tu tercer Muluy Karpay.

El lenguaje de este nivel es el reino del mito, donde el alma puede experimentarse a si misma en un viaje sagrado. Todos somos como colibríes, en un grandioso viaje y con el anhelo de beber únicamente el néctar de la vida.

Cuando no percibimos nuestro viaje como algo sagrado, nos quedamos atrapados en el nivel de la mente sus estructuras y sus complicados análisis sobre el mundo. Desde el colibrí, vemos todas nuestras experiencias como parte de un viaje épico.




LA CEREMONIA DEL FUEGO SAGRADO DEL ÁGUILA




La capacidad para ver al mismo tiempo el todo como una de sus partes, es cualidad característica del nivel del espíritu.

El don de la dimensión del águila, es la no existencia de tiempo. Podemos soñar un mundo y hacerlo realidad antes de que la energía adquiera una forma física.

Símbolo celeste y solar a la vez. Es la reina de las aves del cielo asimilable al león en la tierra. Simboliza la ascensión, la iluminación y al propio Cristo en ciertas obras de arte originarias de la Edad Media. Es el pájaro iniciador que lleva al alma de los chamanes. Representa a la realeza, al rey, al gobernante, al emperador como portador de la luz, es el emblema del imperio romano, el ave soberana. Otro aspecto es su capacidad de regeneración, es el ave Fénix que resurge de sus propias cenizas. Es un pájaro tutelar y mensajero de los dioses. El representa la plegaria de los hombres y quien le lleva la respuesta del cosmos.



FUEGO SAGRADO DE HUASCAR




Es tu quinto Muluy karpai en tu quinto chakra. Es el chakra de lo simbólico, da voz a los sentimientos la intuición. Es el centro de la creación: "la creación a través del verbo".
Huascar es el Guardian del subsconsciente o mundo inferior (Uku Pacha).

Huascar muere en manos de los hombres enviados por su hermano Atawalpa, este dicta la orden desde su lugar de encarcelamiento, ya que es preso a la llegada de Francisco Pizarro.
El odio que embarga a Atawalpa hacia su hermano debido a la no equitativa repartición de los territorios por parte de su padre ya enfermo, y dejándole únicamente la ciudad de Quito, provoca que a pesar de estar preso envíe a sus hombres con intención de humillar y dar una terrible muerte a su hermano. (Extracto del libro ”Relación de la descendencia, gobierno y conquista de los incas” Por Collapina , supno y otros quipucamayos)

Huascar llegado al plano espiritual, perdona las ofensas y se ofrece para ser el vigilante de las cámaras donde se guardan los fragmentos de animus que vamos perdiendo en situaciones de shock, dolor físico, emocional o en momentos y situaciones de riesgo extremo.

Huascar es pues , el guardián de las cámaras y es quien guia al chamán a través de estas en el “viaje Chamánico”





Quetzalcoatl: La serpiente emplumada




Quetzalcóatl es el nombre que dieron los pueblos de habla náhuatl al Ser Supremo. Se compone de dos raíces: Cóatl, “serpiente”, y Quetzal, “plumas".

Quetzalcóatl representa la dualidad inherente a la condición humana: la "serpiente" es cuerpo físico con sus limitaciones, y las "plumas" son los principios espirituales. Otros nombres aplicados a esta deidad era: Nahualpiltzintli, "príncipe de los nahuales", Moyocoyani, "quien se crea a sí mismo", Ipalnemoani, "aquel por quien vivimos" y Tloque Nahuaque, "dueño del cerca y el junto".

El dios tiene varias etapas, primero como deidad olmeca, tolteca, maya como Kukulcán y más tarde en el grupo de los dioses aztecas. La cultura tolteca tomó la figura de este dios de la tradición religiosa de Teotihuacan en donde se encuentra una pirámide dedicada a la serpiente emplumada que data del siglo II de nuestra era.

Los aztecas relacionaban a Quetzalcóatl con Venus, que se puede observar como si fuera una estrella al lado del volcán Popocatépetl durante ocho meses al año, y desaparece otros tres meses.

La verdadera sabiduría no está en este mundo, sino en la trascendencia, en Tlilán Tlapalán. El mismo Quetzalcóatl, abandona el mundo buscando llegar a Tlilán Tlapalán, la región del color rojo y negro.

Sólo el camino que debe desembocar en el Tlilán Tlapalán, el mundo de la sabiduría donde se dará el contacto personal íntimo con la divinidad; éste es el verdadero destino del hombre, la inmortalidad, superar el mundo contingente.





PACHACUTI: El retorno




Pachacuti: “Un renacer de las personas que se produce a partir de un fenómeno climático o un gran movimiento social que deriva en una transformación total de las conciencias”, según Sepúlveda.

El primer Pachacuti se produjo en el periodo del Tiwanacu Temprano, 1.500 años antes de Cristo aproximadamente, cuando un gran diluvio elevó el nivel de las aguas del lago Titicaca; y el dios Tunupa, navegando en su manta convertida en balsa, fue abriendo la tierra hacia el sur (pasando por el actual territorio aymara-boliviano) entre cerros y pampas mediante un serpenteante camino que dio origen al río Desaguadero.

Pacha significa Tierra, Mundo -   Cuti es retorno.

PACHACUTI representa un cambio profundo en el ser humano. Una especie de renacer de las personas que se produce a partir de un fenómeno climático o un gran movimiento social, que se deriva en una transformación total de las conciencias y que afecta a toda la sociedad establecida"